Datorren barikuan, Maiatzak 30, Ikasgunearen inguruko solasaldia izango dugu Laboragunean.

Ikasteko txokoa bilatzen duzuenontzat, konpania eta elkarrekin topateko guraz zabizen gurasoentzat, seme alaben hzkuntzan baldintza osasuntsuen bila zabizenontzat…  Eskola edo eremu formalean  behar dozuena topatzen ez duzuenontzat Laboragunea aukera bat izan leike.

Arratsaldeko 6etan, elkarrekin eta kafetxoa edo infusioa eskuan, Laboragunearen izaera, eskeintzen dituen baldintza kotidianoak, helburuak, txokoak, komunitate aukerak eta ametsak ere partekatu nahi ditugu interesatuta zaudeten familia edo pertsonekin.

Bestalde, Ikasguneak  eskeintzen dituen ikasi eta hzteko aukerak han bertan ezagutzeko ere,  Laboraguneko ateak irekiko ditugu ekainaren 2tik 7ra, goizeko ordutegian. Gu bizitatzera etorri nahi duzuenok, mesedez abisa, egunerokoa eta zuek ere ondo zaintzeko (maitaneri emaila idatzi laboragunea@gmail.com helbidera)

(abajo en español)

 

AteIrekiak 2014 txikia

Hay lugares protegidos, disfrazados y circulares que acompañan al cambio. Y aunque existan esos puntos de inflexión que parecen ciertos, lo real es que nuestras amomas vivieron momentos de cambio trascendental en sus vidas y en las de su comunidad y nuestros biznietos verán como cambian sus relaciones, sus economías, sus imaginarios o su geográfica… Es la mirada. Esa diferencia entre el mundo en el que hablamos y el mundo del que hablamos. O el andariego de Silvio o nuestro cerebro bizco que decía Francisco Mora el otro día. Esa dificultad que tenemos -menos mal:)- para desligarnos de nuestro momento y ver que, en efecto, el cambio -como el tiempo- sucede lentamente.
Total que, sin querer ser presuntuosas ni bizcas, decimos que vivimos un momento de cambioS. Uno de ellos es este que tiene que ver con la infancia, el aprendizaje, la educación, lo niño, nuestra salud comunitaria… Estamos cambiando nuestra mirada -una vez más-. ¿Qué decimos cuando decimos niño? ¿Que hacen ls niñs? ¿qué pueden y qué deben hacer? ¿Cuál es nuestra responsabilidad con la infancia? ¿cuánto tiene esto que ver con nosotrs misms y nuestro entorno comunitario? 

La experiencia -tb la ciencia- nos revela que algo no hacemos bien. Y movidas unas por la pasión filosófica, otras por empatia de niñez, otras por vínculo amoroso… estamos ya hace tiempo -desde el principio seguro- revisando lo que hacemos y cómo nos relacionamos con ells (qué construimos, defendemos, proponemos, olvidamos…). Y en este lio de gammificación, aprendizaje P2P, comunidad, TICs, competencias, edemocional, alimentación salludable, trabajo energético o neuroeducación, nosotras también recorremos nuestro particular camino de crecimiento.

Y así nació Laboragunea. Un espacio que va acompañando en el cambio de mirada a las familias y educadoras miestras migramos y que, sobre todo, acompaña a ls niñs que vienen al Labor mientras ls adults de su comunidad dan pasos firmes o endebles en este momento de cambio, cuando aún no saben bien ni qué ni cómo. Y es sencilla la propuesta. Aprender, aprendemos siempre. Aprendemos a tratarnos con amor y respeto, aprendemos estrategias de supervivencia, aprendemos a humillar y a manipular, aprendemos a probar cosas nuevas, aprendemos las respuestas correctas, aprendemos a colaborar, aprendemos a decir si y a decir no, aprendemos.. se entiende. ;) Las condiciones (los espacios, las personas, las relaciones, las experiencias, ideas..) determinan nuestros aprendizajes y la configuración que hacemos de nosotrs, de nuestro entorno y de los demás. Aprender no es una elección, pero «educar» si lo es. Y elegimos en función de nuestras propias experiencias de aprendizaje, de las ideas y sentimientos construidos y de nuestros objetivos. Le decíamos el otro día a una mujer «si quieres que tu hija aprenda mucho ingles en tres meses, la mejor elección probablemente es viajar a Irlanda o apuntarle a un intensivo»  Lo resume Carlos Gonzalez de un modo estupendo asi:

La orientación de un libro, o de un profesional, raramente es explícita. En la solapa del libro tendría que decir claramente: «Este libro parte de la base de que los niños necesitan nuestra atención», o bien: «En este libro asumimos que los niños nos toman el pelo a la más mínima oportunidad.» Lo mismo deberían explicar los pediatras y psicólogos en la primera visita. Así, la gente sería consciente de las distintas orientaciones, y podría comparar y elegir el libro o el profesional que mejor se adapta a sus propias creencias. Consultar a un pediatra sin saber si es partidario del cariño o de la disciplina es tan absurdo como consultar a un sacerdote sin saber si es católico o budista, o leer un libro de economía sin saber si el autor es capitalista o comunista.

Nuestros objetivos troncales hoy, son dos:

. ofrecer condiciones para poder crecer con salud (que las personas sepan que son capaces y se responsabilicen de sus aprendizajes).

. recuperar el entorno comunitario como lugar de crecimiento principal.

Así, a lo bruto. Compartir con otrs y transmitir la certeza de que la salud en el crecimietno pasa por la aceptación de lo que cada una de nosotrs tiene de diferente y fascinante. Y de que no hay medias tintas en esto; necesitamos seguridad y autonomía.

Y para hablar de todo esto y de cómo se concreta en el día a día del Laboragune, os invitamos a venir el próximo viernes 30 a las 18.

Por otro lado durante la semana siguiente, del 2 al 7 de junio, os invitamos a venir por la mañana entre las 9.30 y las 14, a quienes queráis conocer el espacio in situ.

Si decidís venir alguno de estos días, avisadnos escribiendo un mail a Maitane (laboragunea@gmail.com) para que podamos organizarnos y atenderos sin descuidar las necesidades del grupo.